Logo

El superblog del email marketing El blog de referencia de emailing de Mailify: encuentra toda la información sobre email marketing en clickmail.es.
Captain Inbox
Par
Siempre ha luchado por el bien del email y ayuda a aquellos que exigen lo mejor para su contenido.
on 12 diciembre 2019 | 0 Comment

Mailing: 16 consejos para escribir un asunto que convierta

Escribir un asunto que funcione no siempre es fácil.

Sin embargo, hay reglas tácitas que cualquier vendedor digno de ese nombre debe respetar a toda costa.

He aquí una lista de consejos para poner en práctica en tus emails, aumentar tus tasas de apertura y, de hecho, tus conversiones.

 

1. Dedícale tiempo

En el proceso de creación de un mailing, definir el texto del asunto suele ser lo último, se decide una vez que todo el contenido ya está escrito. Esto es un grave error.

De hecho, una vez que el contenido está terminado, tendemos a pensar que la mayor parte del trabajo está finalizado y que sólo hay que afinar los detalles. Incluso empezamos a tener prisa por enviar ese email.

El asunto es entonces relegado al rango de «detalle» cuando es probablemente ¡el elemento más importante de tu email! Es lo que desencadenará o no la apertura, es la base de cualquier conversión y de toda tu rentabilidad.

Así que empieza por escribir el asunto de tu email antes del contenido para evitar estropearlo, y tómate tu tiempo para hacerlo.

 

2. Escribe muchos asuntos

¡No te detengas en una sola idea! Siéntete en la libertad de escribir una veintena de asuntos o más, y prueba cosas completamente fuera de lo común para desarrollar tu imaginación.

Te sorprenderá ver la capacidad que tienes de inventar asuntos originales y atractivos.

También trata de usar sinónimos y cambiar la estructura de tus oraciones para encontrar variantes.

Elige el que más te convenga y no dudes en pedir a tus colegas su opinión para tomar la decisión correcta.

 

3. Ni muy largo, ni muy corto

La longitud ideal de un asunto de email no existe. Sin embargo, un asunto demasiado largo no atraerá la atención de los destinatarios porque tendrá una alta probabilidad de no ser leído en su totalidad.

En general, se prefieren asuntos que contengan entre 6 y 10 palabras y un máximo de 50 caracteres.

Al imponerse esta longitud, se forzará a condensar la mayor parte de la información en unas pocas palabras. ¡Así se visualizará el asunto en su totalidad!

 

4. Ubica las palabras importantes al principio

Las palabras clave de tu asunto deben aparecer en los primeros 3 o 4 términos.

Con casi el 50% de los emails que se abren hoy en día en el móvil, hay que adaptarse al medio y a su visualización.

Sin embargo, los webmails en los teléfonos inteligentes dejan muy pocos caracteres en el asunto, ¡casi la mitad de ellos!

Es por eso que la información esencial debe estar ubicada desde el principio, para que toda tu audiencia pueda obtener la información principal. ¡Maximiza las probabilidades de aperturas de tu email!

 

5. Personalización

Si hay un elemento cuyo impacto positivo es 100% seguro, es la personalización. ¡Siempre y cuando esté bien hecho!

Utiliza los datos que tienes en función de tus contactos (como el nombre, apellido, tratamiento…), y añádelos desde el asunto.

Un asunto personalizado atrae inmediatamente la atención, especialmente cuando el nombre del destinatario está presente.

La personalización ya no es un secreto hoy en día, ¡pero se puede utilizar para muchos propósitos! El nombre y los apellidos no son los únicos elementos que se utilizan para lograrlo. La ubicación, la edad, los hábitos de compra… ¡Todo es bueno para personalizar un email!

Depende de ti disponer de una base de datos suficientemente cualificada y exhaustiva.

 

6. Realiza una pregunta

Un buen asunto es aquel que atrae la atención. ¿Qué mejor manera de captar la atención del lector que hablar directamente con él?

Hacerle una pregunta en el asunto puede ser una buena manera para que reaccione a tu email.

Ten cuidado de no parecer inapropiado: no hagas una pregunta demasiado personal o directa. Sugiérele al destinatario que en el email puede encontrar la solución a un problema, por ejemplo.

 

7. Sé explícito…

Tu asunto debe resaltar claramente la ventaja que ofrece al destinatario. No seas evasivo con artículos como «Newsletter del 5 de febrero» o «Descubre nuestros nuevos productos».

Indica explícitamente lo que estás tratando de vender en el artículo sin andarte con rodeos. Y sobre todo, ¡sé honesto con el contenido! No trates de engañar a tus lectores con contenido que no se ajusta a la promesa hecha en el asunto.

 

8. … sin dejar de ser intrigante

¡Pero ser explícito no significa que esté prohibido hacer una pequeña broma! Sé valiente y no lo digas todo de inmediato.

Hay una gran diferencia entre el desenfoque y el misterio. Ser ambiguo es tener comentarios evasivos, que no evocan nada en particular, mientras que el misterio debe intrigar.

 

9. Crea un sentido de urgencia

Es un truco clásico de marketing. Crear un sentido de urgencia entre tu público objetivo aumenta las posibilidades de clics en tu oferta.

En la línea de asunto del email, no dudes en mostrar a los destinatarios que tu tiempo es limitado, que tu oferta es efímera y que sólo el más rápido de ellos podrá aprovecharla.

Esta idea también está en línea con la necesidad de crear un sentido de privilegio entre los receptores. Hay que darles la impresión de que tendrán algo mejor que los demás, qué harán un buen negocio y que se beneficiarán de ello.

 

10. Evita palabras de spam

Las palabras spam son términos que debes evitar utilizar en los emails para que no sean considerados como no deseados.

Estas palabras son difíciles de categorizar, pero en general, evita aquellas que se refieran a la libertad, los descuentos, el exceso de comercialización o los términos de sobreventa y, sobre todo, no hablar de drogas o productos ilegales….

También hemos publicado una infografía que resume una lista de palabras spam, ordenadas por categorías,  que se deben evitar.

Ten en cuenta que el uso de palabras de spam no es necesariamente inaceptable, pero contribuyen a tu puntuación de spam. Esta puntuación se basa en un análisis de todo el email (texto, diseño, peso, etc….).

Los Webmails y los ISPs tienen reglas diferentes sobre cómo se envía un correo no deseado. Y cómo estas reglas no son fijas, es imposible enumerarlas con precisión para eludirlas.

 

11. Trabaja el formulario: legible pero plausible

Para que tus destinatarios quieran abrir tus emails, a veces es necesario que te hagas «pasar por un amigo». La forma siempre será un factor importante.

Sin tener en cuenta la técnica RE: trata de escribir el asunto sin mayúsculas ni signos de puntuación, como si fueras un amigo o colega que envía un email rápidamente.

Por ejemplo: «hacer un buen negocio es por aquí» o «el descubrimiento del día».

Es muy simple y puede que no parezca muy profesional al principio, pero este truco realmente funciona. ¡Complétalo con un poco de humor, y pasará por sí solo!

 

12. Evita ser demasiado vendedor

Por supuesto, el propósito de tu email es vender. Pero no ataques a tus destinatarios de inmediato con términos de marketing y promociones para que lluevan.

Necesitas llevarlos suavemente al contenido para empezar a mostrarles los beneficios de lo que ofreces.

Por otro lado, ¡te arriesgas a colocar palabras spam y a deteriorar la entregabilidad!

 

13. Haz listas numéricas

Las listas cifradas funcionan muy bien en la web. «Las 10 razones para…», «25 consejos para mejorar…», etc…

Son efectivas porque son fáciles de leer. Si tienes un blog, no dudes en escribir artículos de este tipo y poner el título del artículo en el asunto de tu newsletter.

¡Esto definitivamente aumentará tus aperturas!

 

14. Da las gracias

Por el momento, estamos totalmente fuera del ámbito de aplicación de las normas anteriores. Pero el hecho de poner «¡Gracias por todo! «o cualquier otra frase de agradecimiento en la línea de asunto resulta en tremendas tasas de apertura.

Por otro lado, no diga «gracias» sin motivo. Debe estar vinculada a un período del año o a una acción por parte de los destinatarios.

En resumen, demuestra que no sólo estás ahí para ganar dinero con tus contactos, sino que piensas en ellos y que eres sincero.

 

15. Usa símbolos

Los símbolos y las emociones todavía se utilizan poco hoy en día. Sin embargo, permiten que una marca sea reconocida a primera vista por sus destinatarios en un buzón de correo y que se distinga del enorme flujo de emails que los usuarios de Internet reciben todos los días.

A continuación, utiliza símbolos relacionados con tu actividad o con el contenido de tu email para destacarte.

Ten cuidado de no exagerar o usar símbolos que son demasiado… kitsch. ¡Esto podría penalizarte!

 

16. Realiza pruebas A/B

Las pruebas A/B te permiten probar dos versiones diferentes de un email o asunto. Es una técnica extremadamente práctica que te permite juzgar cuál de las ideas es la mejor, especialmente cuando dudas entre dos.

Ambas versiones se envían a secciones representativas de la base de datos final, y los resultados se comparan para determinar la mejor.

Usar una solución de email como Mailify hace que sea muy fácil realizar este tipo de pruebas, ¡y es una excelente manera de mejorar tu estrategia de marketing por email continuamente!

 

Para concluir, te invitamos a probar siempre asuntos diferentes y a no temer a la originalidad. Esto es lo que importa hoy en día, cuando el spam reina sobre los buzones de correo. ¡Desátate, sé audaz, sé divertido, desafíate, tú sabes que siempre puedes hacerlo mejor!

 

 

Buscar palabras para llegar a esta página:

  • asunto del mensaje
  • asunto del e-mail
  • qué poner en el asunto
  • asunto del e-mail
  • ejemplo de asunto de correo profesional
  • objeto que escribe
  • asunto del mensaje
  • que poner en el /asunto /de un email SENTIMENTAL
  • ejemplo de un asunto de email

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *